Pintura

Cuadros con técnica de metalizado

Las pinturas con láminas de metal que imita el oro, la plata o el cobre son un recurso para añadir un atractivo elemento a un cuadro. Sobretodo conocemos la utilización de estas láminas de metal falso por la aplicación que hicieron en sus pinturas los artistas del gótico medieval.

¿CÓMO PINTAR CUADROS CON LÁMINAS DE METAL?

Aquí expongo un resumen del proceso de trabajo para poder añadir unas placas o láminas de metal falso.

  1.  Primero se pinta la base con cola acrílica para dorado. Así la lámina se pegará sobre esta base.
  2. Nos empolvamos las manos y utilizamos un cartón para coger las láminas que son muy delicadas y así evitamos que se nos peguen en las manos.
    En horizontal, hay que dejar caer la lámina que tenemos sujeta en el cartón, suavemente para que se coloque encima de la superficie encolada.
  3. Al poner unas láminas tras otras, se superponen algunos bordes entre láminas, para cubrir toda una zona del cuadro. Estos bordes que sobresalen, se pueden cortar después con una cuchilla y se retiran para que se quede plano e igualado.
  4. Pasamos una brocha o pincel de dorador (según el tamaño del área con lámina) suavemente por encima de las láminas ya puestas en el soporte, para que se pegue bien a su superficie. Debemos usar este tipo de pinceles porque son muy suaves y no rascan la lámina, que al ser tan fina es muy fácil de romper.
  5. Después de poner las láminas y distribuirlas bien para que se quede igualado, hay que fijarlo o sellarlo con goma laca o pulimento de escamas. Esto protege del ennegrecimiento y hará que se quede resistente y no se desprenda del soporte. La goma laca se puede pulverizar con spray o pintarlo con el pincel de dorador.
  6. Por último, se puede proteger más todavía con barnices. Esto es aconsejable después de unos días, cuando esté bien seco. Se pueden usar barnices brillantes o mates en spray. Otro sistema es aplica cera líquida de abeja que se aplica con un pincel y luego se le saca brillo con un trapo (bruñido), pero no deja el mismo brillo.

Esta técnica se puede utilizar para pequeñas partes del cuadro, de modo que se puede aplicar sólo un trozo de lámina y luego retirar lo que sobre para darle la forma deseada. También se puede usar en formas con relieve y se utiliza mucho en decoración de muebles y otros elementos decorativos caseros.

http://www.pinturayartistas.com/pintar-con-laminas-de-oro-plata-o-cobre/

La pintura semi-abstracta es una de las más utilizadas en nuestras colecciones.

Se conoce como arte abstracto a la manifestación que acentúa aspectos cromáticos, estructurales o formales, sin prestar atención a la imitación material de la realidad. La pintura abstracta, por lo tanto, es la rama pictórica del arte abstracto.

Lo opuesto a la pintura abstracta es la pintura figurativa, que pretende representar imágenes reconocibles. La pintura abstracta, en cambio, apuesta a generar sensaciones desde las formas y no desde la imitación de lo real.

IR A LA TIENDA

Pinceles, brochas y paletinas

Nos interesa el uso del pincel, no como herramienta para colorear y llenar de pintura las formas que hayamos definido. Ni tampoco el uso lineal del pincel, generando un dibujo, ni el uso de espátulas, rayado de la pintura, empastes con otras técnicas o salpicado de pintura. Lo que quiero es pensar la pincelada y el gesto que genera en el cuadro, creando una forma directamente sobre la composición.

Dimensiones

Con la técnica y el estilo adecuado podemos crear obras semi-abstractas de muy diferentes tamaños y dimensiones. Los elementos del cuadro pueden ver su tamaño alterado ya que dimensionamos nuestro proyecto a la idea o petición del cliente.

Los procesos de creación

Las principales decisiones que debemos tomar a la hora de comenzar una nueva no se reducen simplemente a las dimensiones sino que una decisión fundamental en la elección de los tonos y sus variaciones.